viernes, 9 de diciembre de 2011

Entrevistamos a Iris Martinaya

Buenas tardes!

Os dejamos con la entrevista a Iris Martinaya, autora de Una chica inocente. Como siempre, antes de cada entrevista, agradecemos a la entrevistada por prestarse a responder nuestras preguntas. En este caso, como hay confianza, pues... que más vamos a decir. Os dejamos con ella.


La primera pregunta siempre es obligada y en éste caso no iba a ser menos.

1-¿Desde cuándo escribes? ¿Eres autodidacta, sigues técnicas de algún tipo?

Empecé a escribir entre diciembre de 2009, enero de 2010. Ya alguna que otra vez antes de eso,  me había picado el gusanillo, pero lo había desechado, siempre pensando en que conllevaba mucho trabajo y creyéndome incapaz de juntar dos frases. Pero esas navidades, animada por mi entusiasta cuñada –ella piensa que soy capaz de todo, me quiere mucho-, Maka, empecé a poner mis primeras letras. Al principio no seguía técnica alguna, ni siquiera me guiaba por las más simples  reglas ortograficas, que he tenido que aprender a contrareloj, y que aún hoy en día de vez en cuando tengo que repasar. Pero después de esos inicios si que he seguido varios cursos, en Escritores.org y en La Maquina China. Cursos que recomiendo mucho, no solo se aprende sino que conoces a gente que tiene tus mismas inquietudes, dudas, etc…

2-¿Qué te inspira? ¿Algún lugar en especial? ¿Algún momento del día?

No me inspira nada, y lo hace todo. No tengo un lugar especial para escribir, ni tampoco un momento en particular. De hecho, a lo largo del día, mi portatil y yo, recorremos todas las mesas de la casa, el escritorio del niño, la mesa del salón, la de la cocina… La inspiración igual llega mientras friego el suelo, cuando estoy leyendo un libro, o me despierta en mitad de la noche.

3-¿Cuál es tu rutina de trabajo, te sientas cuando llega la inspiración o cada día sin falta le dedicas un tiempo a tus proyectos?

La verdad es que no tengo orden ni concierto. No tengo rutina de trabajo, de hecho soy bastante indisciplinada en ese sentido. No escribo cada día, pero igual un día tengo la inspiración, la necesidad… y escribo todo lo que se me ocurre, aunque después tengo que ir censurandome a mi misma, tachando aquí, suprimiendo allá…


4-¿Qué te hizo inclinarte por el género romántico? ¿Con qué subgénero de romántico te sientes más cómoda?

Es lo que más leo. Hecho de menos una historia de amor en culquier otro género, y he leído muy poquito fuera de él. Y aunque tengo en mente intentar escribir de todo, no creo que logre hacer algo que no incluya aunque sea de pasada, una historia de amor. Me siento más cómoda con el contemporáneo, aunque me gusta mucho el paranormal, el juvenil sobre todo, y estoy probando un poco con el erótico.

    5.-¿Qué es para ti ser romántico?

No es regalar flores en San Valentin. Para mi ser romántico es, por ejemplo,  conocer a la otra persona al punto de saber que pide en una cafetería, si toma café después de las cuatro, si esa semana está a dieta y se pone sacarina... Conocer sus miedos e intentar protegerle de ellos, conocer sus sueños y ayudarle y apoyarle para lograrlos. Es poder hablar sin palabras, ser complices.

7–¿Algún autor/a  que te haya marcado, con el que te sientas identificada?

Yo creo que todo lo que he leído, todas las autoras/es con los que he tenido la oportunidad de disfrutar, de soñar, me han dejado un poquito de si mismos,  una huella. Desde la ya requeteconocida Meyer, hasta las novelas de Corin Tellado que le cogía prestadas a mi hermana mayor cuando tenía trece añós. Me siento identificada más con un tipo de novela que con un autor en particular. Pero, como no es esa la pregunta, jeje, lo dejaré  así para la siguiente entrevista.



8–Cuando se toca fondo, ¿ayuda en algo ser capaz de expresar, volcar tus sentimientos en una hoja de papel?

Hace unos años quizá no lo hubiera creído, ahora estoy segura de ello. Desde cualquier discusión tonta que tengas con una amiga, tras la que le escribes un largo correo -que quizá nunca envíes-, pero en el  que vuelcas sentimientos que no serías capaz de decirle a la cara, hasta plasmar tus sueños, tus anhelos cuando quizá esperas un amor que piensas que –por pronto que sea-,  ya nunca va a llegar.  Ayuda, lo sé por experiencia propia.

9-¿Crees en la suerte, o en el destino?

En los dos. Aunque, como romántica empedernida, me gusta mucho más pensar que todo está escrito,  que no es cuestión de suerte, sino de tiempo. Que esa persona a la que tanto amas, fue apartada hace muchos años, exclusivamente para ti, que estabáis “destinados a amaros”.

10. -¿Quién es la mujer que hay detrás de Iris Martinaya?

Pues,  detrás de Iris Martinaya está Eva. Una mamá y ama de casa. Una lectora empedernida  que sueña con ser escritora, con emocionar con sus historias.

11. -¿Qué cambiaría Iris de su vida, de su trayectoria profesional como escritora?

En lo personal no cambiaría nada. Mis hijos son mi mayor tesoro, mi familia es ¡la mejor! En ese plano todo es perfecto. En mi trayectoria profesinal, pues intento cada día mejorar, superarme. Pero si me reprocho -aunque como dice el dicho, nunca es tarde-, no haber estudiado más –o algo vamos-,  no haberme preparado, que ahora me vendría muy bien. Pero en ello estamos, pues como ya digo, nunca es tarde.

12. -¿Cuál es el motor que te impulsa a seguir escribiendo?

A veces me he sentido desanimada y he querido tirar la toalla, dejar este mundillo que es muy bonito pero muy duro, no volver a escribir.  Pero siempre vuelvo a abrir un documento nuevo,  y,  es entonces cuando me pregunto a mi misma ¿cual es ese motor, que me impulsa?  Como dice una de las novelas de Megan Maxwel, Niyomismalosé.

13. –Crear un personaje, ¿es cómo crear una persona y se le ha de dar una personalidad, una vida?

Si. De hecho, yo antes no lo hacía, pero después de leer mucho, y muy bueno, sobre  personjes maravillosos, de esos que te dejan huella, me he dado cuenta de que así es. Al leer, el lector tu novela tiene que pensar, por muy surrealista que esta sea, aunque el género sea paranormal, medieval…  que ese personaje existe, que tiene que vivir en la ciudad de al lado, es tan real, tan familiar, que no es posible que sea ficticio. Así que si, crear un personaje implica darle una vida propia: su cumpleaños, su comida favorita, su color, su primer amor…


14. -¿Qué crees que hace más creíble, más atrayente un personaje?

Supongo que tendría que decir lo típico, que tenga defectos, ademas de virtudes…  Pero, y seguramente es un error mío –tengo que seguir preparandome-,  pero, si lo supiera, todos y cada uno de mis personajes, de mis libros, habrían sido “bestseler” –o, en su defecto, al menos publicados-, y no tendría un montón de historias guardadas en un cajón. A mi me atraen muy diversos tipos de personajes, desde el perfectisimo Wrath, hasta Hugo, personaje que apenas se muestra -apenas si aparece en la novela-, de la última juvenil que he leído. Supongo que no seré la única  a la que le pase. ¿O sí?

En fin, que me he metido en un jardín…

15. -Cuando coges lápiz y papel, o el teclado de tu ordenador, ¿Qué se siente ante la perspectiva de iniciar un proyecto?

En ese momento muchas ganas, mucha ilusión, como con todo nuevo proyecto que se emprende.

16. –Y ya que estamos, ¿tu próximo proyecto?

¿Cuál de ellos? Yo no estoy jamas tranquila sino tengo al menos cinco historias empezadas. Ahora mismo, mi proyecto más inmediato es corregir algunas novelas, un par de relatos cortos con los que participaré en alguna antolgía… Y lo que surja.

17.-¿Tu personaje propio que más te haya impactado? ¿A cuál le tienes más cariño? ¿En cuál has volcado más de ti misma?

Al empezar a escribir, inicié una serie, Hermanos Del Castillo, en la que volqué todas mis ilusiones, y que aunque se han ido publicando de manera gratuita en mi blog,  y pretendo que lo sigan haciendo, me han reportado muchas satosfacciones. Los personajes de estas novelas llevan los nombres de mis hermamos y hermanas, sobrinos, e incluso el de mis hijos y el mío propio, y también algunos rasgos tanto físicos como de personalidad.  Entre estas historias, las tres que ya están escritas y las tres que quedan, un personaje en particular tiene todos mis afectos, Víctor, protagonista de Desengaño, la segunda de la serie.

De mi misma, supongo que en todos los personajes he puesto algo de mi.

18.–¿Un proyecto que se te haya resistido, algo que empezaste y no has podido concluir?

¿Te los cuento todos? Ya te digo más arriba que siempre llevo cuatro o cinco historias empezadas, pues siempre hay alguna que sigue ahí, en espera… Así que si, si que se me han quedado proyectos atascados, aunque nunca olvidados, siempre les doy vueltas a ver como, por donde seguir.

19. –¿Un consejo para aquellos que estén empezando en este mundo de letras?

Sonará a tópico y también típico,  pero no desistir, no dejarse caer. Aunque un día veas todo negro, al día siguiente, o al otro… seguro que sale el sol. Y como no, trabajar muy, muy duro.

Por útlimo, aunque alla confianza, jeje, tengo que agradecer por hacerme el huequito en vuestras apretadas agendas, jeje. Que tengáis un buen fin de semana.

4 comentarios:

alisdei adiestradora de mosquitos dijo...

Me encanto conocer un poquito mas a Iris Martinaya .

Páginas Románticas dijo...

Sigue así guapa! Y tráenos muchos muchos libros!!!

Besos!!

LUISA dijo...

QUE LINDA ENTREVISTA, NOS PERMITE CONOCER UN POCO MAS A EVA, MUCHA SUERTE Y FELICIDADES AMIGA

Eva dijo...

Me gustó la entrevista!! :)

http://elmanuscritodelalma.blogspot.com/