sábado, 21 de abril de 2012

Entrevistamos a Patricia Sutherland


Antes de empezar, nos gustaría agradecer a Patricia por acceder a esta entrevista. Esperamos que te sientas cómoda para responder lo que te apetezca.

Gracias a vosotras, por el tiempo, el interés... ¡y esa hermosa pestaña en exclusiva de la barra de navegación que nos habéis dedicado a las autoras del género en español!

La primera pregunta siempre es obligada y en éste caso no iba a ser menos.

1-¿Desde cuándo escribes? ¿Eres autodidacta, sigues técnicas de algún tipo?

El primer recuerdo “serio” que registro data de cuando tenía unos doce años. Era un libro de aventuras, ambientado en Egipto, que le regalé a mi madre. Tenía doce páginas escritas a mano y una portada de cartulina que yo misma dibujé. Ella dijo que le encantó, pero, claro, ¿qué otra cosa va a decir una madre, eh? Desde entonces, no he parado de escribir y durante años mis cajas llenas de novelas escritas en cuaderno con espiral han viajado conmigo cada vez que me mudaba de casa. Ahora, la tecnología hace posible que viajen en un pendrive :)
Siempre he sido autodidacta. Lo curioso es que en 2008, cuando por fin me apunté a un taller, descubrí que mi propio método era bastante “científico”, a pesar de todo. Ahora, básicamente, sigue siendo el mismo, pero mejorado.

2- ¿Qué te inspira? ¿Algún lugar en especial? ¿Algún momento del día?

Las ideas pueden surgir de cualquier forma. Siempre tengo los radares activados y apunto toda idea que atrapa mi interés. Luego, puede convertirse en una novela o no, pero registrada queda, por si alguna vez le llega el turno.

3- ¿Cuál es tu rutina de trabajo, te sientas cuando llega la inspiración o cada día sin falta le dedicas un tiempo a tus proyectos?

No creo en la inspiración, creo en el trabajo. Tengo un número de palabras que escribir cada día, de lunes a sábado, y simplemente, me siento y lo hago. El domingo, descanso :)

4- ¿Qué te hizo inclinarte por el género romántico? ¿Con qué subgénero de romántico te sientes más cómoda?

Fue una elección inconsciente. Me gustan las historias que acaban bien, y cuando me propuse publicar descubrí que lo que yo escribía se ajustaba (más o menos) al género romántico. Mi subgénero preferido es el romance contemporáneo.

5- ¿Qué es para ti ser romántico?

Uyyy... Supongo que, hoy por hoy, lo que voy a decir suena más a “utópico” que a “romántico”, pero para mí una persona romántica es la que cree que el amor es para siempre.

6- ¿Algún autor/a  que te haya marcado, con el que te sientas identificada?

Hay un autor del que procuro leer todo cuando publica, Ken Follett. Luego, hay dos libros que me impactaron (y leí varias veces): La condición humana de André Malraux, y Más grandes que el amor de Dominique Lapierre.

7- Cuando se toca fondo, ¿ayuda en algo ser capaz de expresar, volcar tus sentimientos en una hoja de papel?

Sin duda. Para mí siempre ha sido una especie de válvula de escape; escribirlo, “soltarlo” me permite ese desdoblamiento imprescindible para poder mirar las cosas con otra perspectiva.

8- ¿Crees en la suerte, o en el destino?

¿Realmente? Ni en lo uno ni en lo otro. Creo que uno debe tener una visión clara de lo que quiere y cómo lo quiere. Lo demás, es consecuencia de qué tan claro lo tengas y de cuánto te apliques en conseguirlo.

9- ¿Quién es la mujer que hay detrás de Patricia?

Una mujer súper hogareña, un tanto solitaria, de gustos sencillos que disfruta enormemente cuidando de su jardín, leyendo o escuchando música.

10- ¿Qué cambiaría Patricia de su vida, de su trayectoria profesional como escritora?

No cambiaría nada. Todos y cada uno de los pasos que he dado -los buenos y los menos buenos- me han conducido hasta aquí, que es donde debo estar.

11 -¿Cuál es el motor que te impulsa a seguir escribiendo?

Para mí es como respirar. Está tan integrado en mí que es algo que sucede, sin más. Supongo que en algún momento de mi vida necesité razones para hacerlo, pero si fue así, ya no lo recuerdo.

12 –Crear un personaje, ¿es cómo crear una persona y se le ha de dar una personalidad, una vida?

En cierto modo, sí. Creas una vida que sólo existe en la ficción.

13 -¿Qué crees que hace más creíble, más atrayente un personaje?

Para mí, sin duda, que sea “imperfecto” como lo somos los seres humanos. En otros géneros, concebir este tipo de personajes es mucho más sencillo que en romántica, donde la perfección del héroe, especialmente, es  casi un requisito.

14 -Cuando coges lápiz y papel, o el teclado de tu ordenador, ¿Qué se siente ante la perspectiva de iniciar un proyecto?

Uy, después de tantos años, sigue siendo un momento de emociones cruzadas: por un lado ilusión; por otro, ansiedad. Por ansiedad me refiero a levantarte de la silla veinte veces con el pretexto de hacerte un café, ir a regar las plantas, o recordar súbitamente que te has quedado sin aceite y sentir la imperiosa necesidad de ir a comprarlo en ese mismo momento... Cosas así. Los inicios, en todos los ámbitos, son momentos de suma importancia y a niveles sutiles se produce dentro de ti una concentración de energía bestial, desbordante ¡y para canalizarla los escritores necesitamos pegar el trasero a la silla! Una “fórmula anti-ansiedad” que a mí me funciona es empezar a escribir, como si hablara conmigo misma, la historia que quiero contar. La escribo tal cual me viene a la cabeza, sin pararme a pensar. Pronto, el texto empieza a tener líneas de diálogo, y descripciones y cuando quiero darme cuenta ya estoy preparada para el capítulo uno. Lo llamo “precalentamiento” y normalmente nada de esas primeras páginas forma parte de la versión final, pero cumplen su objetivo que es ponerme en marcha.

15- Y ya que estamos, ¿tu próximo proyecto?

Estoy trabajando en una nueva serie romántica contemporánea cuyo primer libro saldrá este año, pronto. Hay otro proyecto más que estoy segura que las lectoras de Princesa recibirán de muy buen grado, pero lo más probable es que no vea la luz antes de 2013. Os pido disculpas por ser tan sumamente escueta, pero me encantan las sorpresas -darlas, no solo recibirlas- y no quiero irme de la lengua antes de tiempo :)


16- ¿Tu personaje propio que más te haya impactado? ¿A cuál le tienes más cariño? ¿En cuál has volcado más de ti misma?

Mark Brady, el protagonista de Primer amor (la 2ª de la serie Sintonías). Es mi prototipo de hombre ideal. Alguien con las ideas muy claras que sabe exactamente lo que quiere   y no se conforma con menos. Alguien con una gran capacidad de amar y de cuidar de los suyos. Es más, diría que es el único de mis hombres de ficción (hasta el momento) que ha conseguido despertar mi más absoluta y sincera admiración.

17 –¿Un proyecto que se te haya resistido, algo que empezaste y no has podido concluir?

Acabo lo que empiezo aunque no planee publicarlo. Todavía hoy sigo escribiendo bastantes historias  “solo para mis ojos”. Pero sí me ha sucedido de escribir una novela con la idea de publicarla, y finalmente, no hacerlo. ¿Por qué? Pues porque de alguna manera siento que no he conseguido contar lo que realmente quería contar. Es más una sensación que otra cosa, y generalmente, no puedo decir qué cambiaría o qué es lo que le falta.

18 –¿Un consejo para aquellos que estén empezando en este mundo de letras?

Cuando me lo preguntan, siempre respondo lo mismo. Es que, realmente, para mí no hay otra fórmula más eficaz.
  1. Que no dejen de escribir: cada palabra que escribes te hace mejor escritor.
  2. Que aprendan el oficio: no basta con escribir, hay que hacerlo bien.
  3. Que no dejen de buscar la manera de conseguir sus objetivos (editoriales): trazas tu plan y lo sigues; si te equivocas, rectificas y sigues adelante; si la estrategia A no muestra los resultados que esperas, cambias de estrategia.
Muchísimas gracias Patricia, por dedicarnos este ratito. Nos encantó conocerte mejor. 

PB